Seguidores

domingo, 15 de diciembre de 2013

LA EDUCACION Y LA DISTORSIÓN DE LOS VALORES

Desde pequeños hemos aprehendido normas de convivencia y normas que tienen que ver con los valores esencialmente,  para caminar por la vida tratando de llevar una linea de conducta que la sociedad ha dado como válidas, estas normas y estos valores han sido aceptados y respetados a través del tiempo, por humanos probos, por legisladores incorporados a la idea de engrandecer la humanidad en todos los instantes de su vida individual y social. De allí surgieron las leyes, llevando en sus escritos la esencia del buen comportamiento, de la solidaridad, de la justicia,  del sentido de defensa ante los atropellos de unos pocos que adueñados de un poder efímero, llevaron a los pueblos a las guerras, al hambre y la destrucción del planeta cuando en pos de riquezas hacen devastación de zonas claves para nuestra supervivencia.
Pero quizá lo más grave de los errores modernos es destruir lo que llevó años: la ley, en primera instancia y la aceptación  pasiva de lo que la conciencia y la historia nos dice que esta mal, muy mal, quizá solo por creer que ser parte de ello nos "salva" de cosas peores como ser intrascendente, insuficiente, insalvable por no tener ese "poder" que al final es efímero, mi madre solía decir en ese sencillo aprendizaje que da la vida:
"Lo que viene con el agua, el agua lo lleva"...Es decir  lo que  ha sido obtenido deshonestamente sin un trabajo para obtenerlo, tarde o temprano se pierde y quizá lo que es más grave, la mancha queda para siempre.
Mirando con objetividad los sucesos producidos en nuestra Argentina, recordé cuanta tinta se pierde irremediablemente cada minuto que pasa, la idea cabal de ROBAR, de SAQUEAR...(que está en la ley y en nuestra mente)...la idea de obtener puestos de relevancia con GRANDES SUELDOS pasando por encima de escalafones, por el solo hecho de apoyar una idea o un poder , sin ningún sentimiento de conciencia. 
Destruir una carrera de alguien honesto y cabal para esconder posibles DESFALCOS de quienes detentan un poder, Tomar como propios todo aquello que se presente apañados por quienes planifican que DAÑAR no es malo si tiene como objetivo mantener un ideal de unos pocos. 
Destruir la historia pasada para producir mitos, "depositando en una figura la corporación del ideal en desmedro de otros" que sí tuvieron el tiempo y los hechos para estar en un sitial de honor, en mis tiempos de estudiante de historia nos decían que los héroes necesitaban por lo menos 40 años para poder considerar la posibilidad de esa caracterización, tiempo que ya no estarían afectados por sus contemporáneos para bien o para mal, justo ¿no?, lamentable es que se saquen nombres a calles plazas cuando la investigación de la historia no les ha dado la validez necesaria.
Y así  pensé seriamente en la educación de los jóvenes, de esos que robaron en saqueos, de esos que no ven modelos ni en su casa ni en la sociedad en la cual están insertos. ¿Quien piensa en ellos? o mejor dicho ¿Quienes de los que están involucrados en esta "nueva" Argentina piensan en su inclusión donde los valores son herencia de nuestros mayores?...Creo que a muchos no les importa esa herencia sino recibir sin el menor esfuerzo una vida de "película" una "ficción" sin trascendencia futura.
EL TODO VALE  nubla los conocimientos, los valores que día a día se escuchan en las aulas y en algunos hogares que contra viento y marea tratan de mantener en el seno familiar lo que no se tendría que haber ido nunca.
Por estos tiempos todo estos hechos que destruyen la honestidad  los encontramos en todos los niveles de la sociedad, por cansancio, por desidia, por el deseo de estar mejor,  por necesidad o por conveniencia los malos hábitos ingresan y se quedan por un tiempo que a muchos les hará mal, si es un docente llevará a las aulas esta visión. Algo me dice que "No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo aguante", la esperanza me dice que no estaban equivocados los que mantenían vivos estos  dichos populares.
Alguna vez cuando se me iba   la paciencia, la perseverancia y la esperanza en la escuela o en mi visión negativa de la sociedad,   recuerdo que al volver al aula observaba, miraba a mis alumnos y trataba de pensar quienes estarían detrás de ellos: el hogar, sus padres, hermanos, abuelos. Luego, miraba como actuaban ante una situación desigual, crítica e injusta,  entonces  allí estaba la respuesta para seguir creyendo: siempre  un grupo pequeño seguía manteniendo lo que era justo, lo que era honesto, lo que debía prevalecer ante trivialidades sin futuro, deshonestidades  visibles y entonces. volvía a creer, nada se puede destruir si esta  la pequeña llama que no debiera extinguirse,y volvía a creer,  la esperanza resurge si hay semillas  que cosechar ...
Ahora quizá hay que esperar y pensar en la posibilidad de que siempre pasa lo que no quisiéramos ver  por miedo a la eternidad de lo inmoral.
Hasta el próximo blog......
    

6 comentarios:

  1. Martha: he leído con interés este escrito y me ha entusiasmado. Encajaría perfectamente en la España de ahora. Tuve suerte de contactar hoy contigo. Aprenderé de tí. GRACIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo, es lo que pasa,ni más ni menos en esta Argentina....Espero que me sigas leyendo y yo poder leer lo tuyo y agregarme como seguidora....

      Eliminar
  2. Me encantó conocerla Martha: un abrazo, me quedo por aquí con tu permiso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno!!! a mi también!!!... me hace muy bien tus palabras...Saluditos afectuosos...Martha

      Eliminar
  3. Gran trabajo el de los docentes y a veces tan poco valorado injustamente.
    He leído en tu perfil que te jubilaste como profesora, ello me llevó a profundizar más en el texto y entenderlo desde otro punto de vista.
    Sin duda, esta es una realidad social, esperemos que vengan tiempos mejores en los que renazcan muchos valores y derechos perdidos.

    Un saludo
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa!!!....Los DESMERECIMIENTOS son moneda corriente en estos tiempos, lamentablemente los maestros, los médicos y otros profesionales no son apreciados por esta sociedad y es porque estudiar es algo que no está valorado, ¿para que estudiar? es una pregunta que se hacen los jóvenes ¿ no es más fácil llegar sin hacerlo ?...cada día que pasa se ve como se llega fácilmente sin el menor esfuerzo: por acomodo, por corrupción, por seguir un puesto político etc.....Mucho debemos batallar para cambiar esto que nos corroe...La honestidad está lesionada....GRACIAS POR LEERME Y DEJAR UN MENSAJE!!!!...Saluditos Martha

      Eliminar