Seguidores

martes, 23 de septiembre de 2014

LOS VALORES QUE HEMOS PERDIDO: LA VOCACIÓN

¿Es un valor la vocación?...
Diría que muchas veces es una suma de valores, una suma de esfuerzos o satisfacciones, una suma de responsabilidades que obligan a seguir una linea de conducta para poder llegar a lo que se ha aspirado. Quizá lo mejor de la conquista es lograr mantenerlo,  de la mejor manera posible. 
En los últimos años se ha ido diluyendo la importancia de los valores en nuestras vidas y por consiguiente en las sociedades. 
No es necesario que nos cuenten o que nos describan lo que nos rodea, quizá algunos puedan creerlo por el solo hecho de pensar que las comodidades o las satisfacciones obtenidas individualmente son más importantes que lo que ocurre a otros. 
Borrar toda la realidad  en la cual se encuentran  otros que sufren no es lo ideal,   así comienza la pérdida de los valores,  aquello que marcó  a la humanidad para lograr la continuidad de la especie: la generosidad : ayudar y dar sin esperar nada a cambio, grandeza de carácter. 
Creo que sin la generosidad jamás hubiéramos logrado superar las dificultades que a cada instante se presentaban en la vida del hombre,  en los albores de la humanidad hasta nuestros días.
Muchas veces se piensa en una profesión cuando tratamos de identificar a la "vocación" pero, ser generoso más allá de una tarea es tener en nuestro ser el deseo de servir,  de velar por el otro u otros, más allá de nuestros propios intereses. 
Cuando uno identifica que se puede, surgen las responsabilidades y una de ellas es hacerlo bien. 
Y, allí aparecen las satisfacciones, más allá de la perfección y de los errores. Siempre esta la posibilidad de que los resultados no sean los esperados, pero cuando se realizan acciones cuyos principios fueron buenos, todo tiene el sentido noble y eso nos invita a tratar de volver al  objetivo subsanando  errores.
Hoy se reniega de algunas tareas humanas, en las cuales se excluye la generosidad, la responsabilidad y la honestidad, esta última  preocupa sobremanera porque la mentira, la arrogancia, la necesidad de acumular poder y/o valores ha hecho que  buena parte de la sociedad siga ciegamente esos deseos, destruyendo lo mejor del ser humano y sus comunidades. 
Tanto que por un lado se perdió la idea de nuestra finitud y por otro el cuidado de nuestro planeta. 
-El gobernante, pierde esa mirada generosa y el sentido de servir a quienes lo ha elegido. 
-Su idea de perpetuidad, de poder hace que camine ciegamente hacia la destrucción de cualquier ordenamiento que lo detenga, su mirada solo se dirige a lograr un objetivo ambicioso. 
--Los medios para conseguirlo no respetan los lineamientos exigidos por una sociedad ordenada, tampoco el respeto por la ley aceptada y elegida por la comunidad. 
-Tratará de quebrar todo lo que se presente por medio de los peores sentimientos y acciones. 
-Dividir es una de las metas, "a pueblo enemistado, pueblo dominado".
-Los enemigos deben ser combatidos haciendo que se vean como "los bandidos" que quieren destruir un mundo ideal.
-Los detractores deben ser eliminados, ya sea por la manipulación de las leyes, por el temor o por las ocultas ambiciones. 
Muchas veces uno se pregunta como empezó un poder autoritario, no es difícil sacar conclusiones, solo basta observar como empezó, como se desarrollo y como llegó a dominar. 
La vocación va perdiendo  su valor central porque:
-¿Quién seguirá una carrera, si no es reconocida? 
-¿Quién mantendrá su sentido de pertenencia a un lugar si nada hay que lo incentive? 
-¿Quién  le dará el valor al ordenamiento Legal si se observa que los corruptos ocupan lugares importantes  y no son perseguidos ni penados por ello? 
-¿Quién optara por un trabajo  o un estudio intensivo si se observa que con menos esfuerzo algunos tienen mejores sueldos y lo logran por acomodo o por incumplir  las leyes?
Todo esto podría ser subsanado si los que observamos tratamos de pensar y en oportunidad de un cambio, como lo establece la Ley, decidir bien cual es el camino a seguir.
Sentir que las comodidades deben ser para aquel que se sacrifica, que trabaja, que lucha a la par de quienes también lo hacen  en escalones superiores. Ayudar a quienes no pueden lograrlo haciendo su mayor esfuerzo es también un objetivo.
El esfuerzo debe ser valorado, las dádivas terminan a la larga  con la desvalorización del trabajo, si son constantes  convierten  a buena parte de la sociedad en ciudadanos sin dignidad.   
Jamás dejar pasar nada que no provenga de una conciencia colectiva en pos de la justicia y de la verdad. 
La verticalidad en las ideas y en las decisiones no debe existir, ¿quien dice que el que tiene el poder no se equivoca o no va en pos de un poder absoluto? Siempre fueron comienzo de autoritarismos.  La libertad de conciencia es lo  mejor en un debate o discusión en sociedades organizadas.
Para pensar.....
               
MEM

2 comentarios:

  1. Buenos días mí querida colega Martha.
    Antes que nada quiero que me perdone por no escribirte, no acostumbro a decir lo que no ciento, siempre me acuerdo de ti. He leído el artículo de los valores que hemos perdido. ¡Sí mi querida Martha! No eres capaz de pensar todo lo que hemos perdido, estoy escribiendo poco, hasta el punto de pensar y quisiera preguntarte si vale la pena seguir, todo se está colapsándose Martha, la juventud no habla nada más que de sexo, hasta el límite de publicar en Internet todo lo que hace lo que come lo que usa, dime si vale la pena de hablarle enséname que palabras puedes usar, sinceramente ya yo no puedo enseñar más, recuerdo mis enseñanzas de mis ancestros donde se hablaba solamente con una mirada. Perdóname hace unas noches me he pasado sonando cosas terribles hice un poema que después me arrepentí de ponerlo quiero que sepas que esto no tiene remedio, cuídate mucho y espero que cuando tengáis un tiempo me conteste la pregunta, que ese universo te de paz y sabiduría.
    Te quiere.
    Peter Bustamante

    ResponderEliminar
  2. Mi estimado Peter, ¡que alegría leerte!, las cosas están mal porque desde arriba no bajan buenos ejemplos y lamentablemente los que estamos en el llano no nos alcanzan los dedos para teclear en defensa de las buenas costumbres, la permanencia de los valores no están en las prioridades de los padres, antes decíamos que lamentablemente no había escuelas para padres hoy creo que ellas estarían contaminadas y ya no sería una buena idea su permanencia. Pero la esperanza es lo último que se pierde y yo sigo escribiendo en favor de un cambio.....No la pierdas tú que eres un maestro en estas lides.....En mi poco tiempo que dispongo desde que estoy embarcada en la lucha por la permanencia en este mundo...jajaja....Cuesta mucho!!!!....Te estimo y te admiro bastante!!!...hoy justamente iba a incursionar en tu blog, me encantan tus composiciones poéticas y el diseño en el cual las presentás.. Un cariño grande!!!!! Martha.. ..

    ResponderEliminar